viernes, 11 de octubre de 2013

UNOS DULCES POCO DULCES PERO DELICIOSOS :)



¡Hola de nuevo!

Hoy os traigo una receta que llevaba tiempo queriendo enseñaros y ¡por fin ha llegado el momento!

La receta que os planteo hoy son unos dulces "no muy dulces" que están deliciosos (sino que se lo pregunten a uno que yo me se...), y digo "no muy dulces" porque tienen dulzura en su justa medida, no resultan empalagosos como puede ser un postre de chocolate por ejemplo; además, son rápidos y muy fáciles de hacer. Son ideales para acompañar el té o el café, o simplemente para un caprichico :)

Estoy hablando de los Suspiros de Amante, que son un postre típico de Teruel y con mucha historia. Fueron creados por Gregorio Moreno hace 43 años, cuando abrió en 1970 la pastelería Albarracín en la ciudad; él hacía unos pasteles de queso que dio a probar a los responsables de la Diputación de Teruel y de Iniciativas Turísticas cuando estos le propusieron que realizara algún postre para llevarlo cuando fueran a promocionar Teruel. Pero, resultó que eran demasiado grandes para transportar y de ahí creó los mini pastelitos que ahora son los Suspiros de Amante.

A pesar de haber sido creados por Gregorio Moreno, estos pastelitos se venden en otras pastelerías de la ciudad (aunque sabemos que la receta original solamente la tienen en la pastelería Albarracín) y han alcanzado gran popularidad; son muy solicitados especialmente para Las bodas de Isabel de Segura o como también se conoce, para Medievales.

(Para quien no sepa de que va esta celebración de medievales, aqui os dejo un enlace donde cuentan esta bonita historia).

Y ahora si, os voy a decir la receta de estos deliciosos pastelitos, o bocados que también los llaman.


INGREDIENTES:

  • 100 gr de mantequilla (sin sal)
  • 50 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 8 quesitos
  • Tartaletas de masa quebrada
  • Azúcar glas


Os cuento, con estas cantidades a mi me da para 34 tartaletas, los paquetes que yo compro salen 16 y la verdad que con dos me quedo corta porque vuelan en casa, así que, lo que hago es comprar cuatro paquetes y me salen 64 suspiros y doblo la cantidad de ingredientes y me da justo, ni sobra ni falta. 

Bien, pues lo primero que hay que hacer es derretir la mantequilla y mezclarla con el azúcar. Seguidamente se añaden las porciones de quesitos, pero si lo hacéis con la batidora normal, al final se hace una pasta demasiado espesa, entonces lo que yo hago es bato los 4 primeros quesitos y un huevo y los otros 4 quesitos y el otro huevo. Por último bato todo muy bien antes de repartirlo en las tartaletas.


(Esto también se puede hacer en la Thermomix, simplemente se van mezclando los ingredientes y la velocidad eso ya cada uno, yo la pongo progresiva para que se mezcle mejor. Personalmente, a mi me gusta más el resultado con la Thermomix, pero se puede hacer también con una batidora normal).

Bueno, que me enrollo. Una vez tenemos la mezcla la repartimos en las tartaletas bien con una cuchara o con una manga pastelera como mejor os venga. Al no llevar levadura las podemos llenar bien porque no se va a salir; yo las lleno así: 








Y las ponemos al horno (muy importante que caliente solamente por encima) a 230 o 240 grados unos 10 minutos (aunque yo siempre los vigilo porque esto es cuestión de segundos y sino os pasará como a mi la primera vez que los hice en un horno de leña que tenemos pero como no tiene ventana y si abres se va el calor... pues se me quemaron un poco y quedaron así, (y encima se subieron!!) aunque volaron igual jeje).












Cuando estén doraditos (no chamuscados) los sacamos del horno y los dejamos enfriar para cuando ya estén fríos les espolvoreamos azúcar glas y ¡¡¡listos para comer!!!


(Y estos si que me quedaron mucho mejor, jeje ahora los hago siempre en el horno eléctrico aunque he de reconocer que cambian muchísimo en el de leña, no descarto volverlos a hacer allí).












Y mirar el interior, que cremoso!







Espero que os haya gustado y que os animéis a hacer esta receta porque es muy muy fácil y el resultado es delicioso. Además, al ser tan sencilla se puede hacer con los peques de la casa que tanto les gusta ayudar en la cocina.

Un abrazo y que paséis un buen fin de semana.






4 comentarios:

  1. Hola Vanesa; me han encantado tus suspiros y esta me la apunto seguro que la hago se ve facilita y muy rica, la verdad no se si me gusta mas el aspecto de los suspiros en el horno de leña ese tostadito le da su puntito jeje
    un beso ya te contare como me salieron
    DulceLaila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! la verdad que te animo a que los hagas porque es muy muy sencillo y aguantan al menos una semana en la nevera y de verdad que si tienes invitados quedarás muy bien (a mi me funciona :) jeje)

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola Vanesa paso para saludarte y decirte que estoy haciendo un sorteo en mi blog Dulcelaila para que participes y si tienes algun familiar o amiga se lo comentes
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por invitarme a participar en el sorteo Laura! Allá voy! ;)

      Eliminar